“Nunca la izquierda había logrado un resultado electoral tan contundente en Costa Rica”

Entrevista con William Rodolfo Ulloa del Frente Amplio – Costa Rica | 25 de febrero de 2014.

Caída estrepitosa de la derecha evidencia necesidad de cambio con vistas a la segunda vuelta

Los resultados de la primera ronda electoral en Costa Rica evidenciaron un avance significativo e histórico de la izquierda de este país. Pese a no haber podido concretar su pase al balotaje, el Frente Amplio (FA) se ubica como la tercera fuerza política nacional – la segunda en tres de las siete provincias del país-, y jugará un papel estratégico el 6 de abril próximo, cuando las y los costarricenses serán llamados nuevamente a votar, para elegir al sucesor de la actual presidente Laura Chinchilla.

En el marco de la reunión del Grupo de Trabajo del Foro de Sao Paulo, que se realizó recientemente en Managua, Nicaragua, William Rodolfo Ulloa, secretario general del FA, presentó un análisis exhaustivo de los resultados electorales y de las perspectivas que la izquierda tiene para el futuro. La LINyM conversó con él.

– LINyM: ¿Cómo se explica que el Frente Amplio, que se ubicaba en los primeros dos lugares en todas las encuestas, terminó ocupando la tercera posición en las elecciones del 2 de febrero?
– William Rodolfo Ulloa: Hubo una parte de la población que fue efectivamente atemorizada por la implementación y aplicación de un “manual de terror” contra el Frente Amplio y su candidato presidencial, José María Villalta. Por un lado nos enfrentamos a un sector empresarial que violentó sus propias reglas democráticas al desentenderse de la legislación electoral y laboral. Impulsó el llamado ‘chantaje del empleo, gastando millones de dólares en una campaña paralela, donde juraba que una victoria del ‘chavista Villalta’ conduciría Costa Rica al colapso económico, al cierre de empresas, al despido de miles de trabajadores y trabajadoras y a la huida de capitales. Una gran cantidad de empresarios llegó al extremo de reunir a sus empleados en las fábricas y plantaciones, para decirles que, si ganaba el “socialismo bolivariano” de Villalta, al día siguiente cerrarían sus negocios e ellos perderían su puesto de trabajo.

Por el otro lado, el sector religioso-conservador llevó a cabo otra campaña, que llamamos de “chantaje moralizante”. Desde los templos y las iglesias invitaban a votar en contra del Frente Amplio, desencadenando una oposición agresiva al aborto, a las uniones civiles o matrimonio de personas del mismo sexo, a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y a la fertilización in vitro.

Además, estos dos frentes se articularon a través de los medios de comunicación y los partidos políticos de derecha, que, con el buen desempeño del Frente Amplio y su candidato Villalta, sintieron amenazada su hegemonía

Esta situación hizo que nuestro partido bajara del 22 o 23%, que nos daban las encuestas, hasta un 17% el día de las elecciones. Sin embargo, creemos que nuestro resultado sigue siendo trascendental, porque logramos resistir a esta campaña del terror, convirtiéndonos en la tercera fuerza política a nivel nacional y en la segunda en las tres provincias costeras, Guanacaste, Puntarenas y Limón, donde hay más desigualdad social. Además, subimos de uno a nueve diputados, de un total de 57, que es el mayor éxito electoral que haya tenido la izquierda en toda su historia.(…)

continue lendo no site da Alba TV, clique aqui

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *